El mismo cielo.




Trasformar un silencio
eso quería yo.

Miro tu espalda
con mis ojos de ambición,
un rompeolas en la distancia,
un viaje a tu tentación.

Me sobran las palabras
en esta canción,
sobre mis dedos
la humedad
de tu carnal lubricación,
un beso de deseo,
a tu instante
le pinto una traición.

Y entre tus piernas
mi mano
un violín veloz,
marcando
la sinfonía fantástica de Berlioz.

Desnudarnos una urgencia,
invocarnos
con destreza,
entre blasfemas liturgias de amor.

Ebrio de hombría
conjuro tu carne,
miro tus ojos
preparados
para un largo viaje,
vaivén de locura
en un maratón de anhelo,
me aprietan tus piernas
ancladas al deseo,
mientras…
caminamos hacia mismo cielo.

16 comentarios:

  1. Oh, es bello Agapxis, hay versos deliciosos, todo el sentido del poema te envuelve, te emociona... te llena de fantasía! Un abrazo! (Muchísimas gracias por tu comentario en mi blog!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias lunaroja, me alegra que te guste.
      Y lo de tu blog, es un lujo al que ya no voy a renunciar.


      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sin lugar a dudas sobran las palabras en tan excitante melodía de dos cuerpos que convergen en deseo…

    Un verdadero placer, mi querido poeta…

    Bsoss enormes, y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante estos instantes, siempre sobran las palabras.

      Besos Ginebra.

      Eliminar
  3. Hya miradas de tentación, que recorren esquinas nunca besadas por el mar
    bellos tus versos, muy sensuales

    Besos y feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
  4. A veces nos volvemos música e instrumento, trovador de suspiros y... Cuerpos probando los delirios del amor bajo este mismo cielo que has dibujado, amigo poeta.
    Admirable tu poesía.

    Mil besitos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un concierto de sentimientos que se mezclan en el corazón.
      Besicos Ana.

      Eliminar
  5. Una delicia de partitura en la que la eufonía resuena bella. Un placer leerte, amigo. La Piscina de María me ha traído hasta aquí, aunque juraría haberte leído hace algún tiempo ya. Ahora mismo me hago seguidor y te llevo a mi lista de blogs. Un abrazo ,-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, es un honor que visites mi blog, un abrazo amigo y bienvenido.


      Un saludo.

      Eliminar
  6. Esta es una preciosa sinfonía, la de tus versos transformados en esta canción lubricada, me ha encantado, está para escucharla una y otra vez, a ritmo entre suspiros y silencios para saborear bien esta sensual melodía.

    Admirables tus versos, Maestro de la Sensualidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tus versos llevan a la velocidad de un instante dividido por el infinito, a esos momentos en que la piel misma es el poema... en que las palabras son solo suspiros y quejidos, en que la cadencia es el deseo... y el tiempo, no cabe.
    Qué gran poeta eres Agapxis!!!
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paty, tu huellas es una preciosa caricia que me alienta a seguir escribiendo.
      un abrazo inmenso Amiga.

      Eliminar
  8. Maravillosa canción, estupendos versos y buen acto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María del Carmen por pasar, un abrazo.

      Eliminar

Hola. Gracias por tu comentario.